HACIA UNA VEJEZ DIGNA

facebooktwitterlinkedin

A PARTIR DE LOS 45 AÑOS APARECEN SÍNTOMAS DE ENVEJECIMIENTO ASOCIADOS A LA DISCAPACIDAD INTELECTUAL

El aumento de la esperanza de vida en las personas con discapacidad intelectual exige nuevas respuestas

El aumento de la esperanza de vida en las personas con discapacidad intelectual pone al sector en una encrucijada ¿Cómo adaptar la atención a las personas que se enfrentan al envejecimiento?

Vivir más años exige responder a nuevas necesidades. Para caracterizar esta nueva situación, Afanias, asociación pionera en el sector, publica un estudio que evalúa a una población de más de 600 personas para llegar a una conclusión clara: a partir de los 45 años se presentan síntomas de envejecimiento prematuro para los que es necesario replantear el modelo de atención.

Esta circunstancia obliga a la sociedad, al sector y a la administración pública a reflexionar sobre cómo se va a dar respuesta a esta inédita situación y como rediseñar la gestión de nuevas necesidades de atención que hasta ahora no se habían presentado por la ausencia de casos de personas que llegaran a estas edades avanzadas.

Tener discapacidad intelectual y llegar a los 45 años supone elevar el riesgo de padecer los siguientes síntomas: alteraciones de movilidad, autonomía personal, trastornos cardiovasculares y neurológicos, demencia, riesgo de caídas por episodios de epilepsia, pérdida de memoria, trastornos de conducta, problemas de salud mental y mayor aislamiento. El estudio pone de relieve de este problema social y de salud pública e invita a la reflexión para la búsqueda de nuevas respuestas a todos los actores implicados: desde las profesionales que se ocupan de dar apoyos y atención, asociaciones del sector, administración pública.

Ven el día 2. Te esperamos.

No hay comentarios

Agregar comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.